viernes, julio 02, 2010

La Matriz 4F

La verdadera elección consiste en lo explícito de la renuncia.
M. Porter


Ahí te va una lección gratis: Cada vez que escoges algo, estás renunciando a algo. Lo lindo es que mientras más escogencias hagas más renuncias estás haciendo. Claro, no siempre estamos conscientes de ello. Lo moebiusiano del asunto es que funciona a la inversa: Cada vez que renuncias a algo, estas haciendo una escogencia. Yo por ejemplo no sabía que renunciando a Dios, estaba escogiendo Más Felicidad. No te gastes, no siempre funciona en clave dicotómica.

Pero, pensando en tantos radicales libres que se pegan a nuestra vida, tantas demandas pueriles que restan en vez de sumar, he estado trabajando con Felix Vargas, mi socio en el PEP, en la transferibilidad de una matriz que fue desarrollada inicialmente para estrategias corporativas, pero que bien podría ayudarnos en una priorización audaz de nuestros esfuerzos por gestionar este desquicio de mundo.

Se trata de una matriz de 4 entradas en las que se cruzan las variables: Importancia en el plano de las X y Satisfacción en el plano de las Y. Sin grades pretensiones conceptuales, Importancia vendrían a ser las cosas que realmente queremos que importen en nuestras vidas, esto es por supuesto totalmente subjetivo. En cambio, Satisfacción también. Pero incluiría las cosas que nos dan paz o nos hacen reír, o nos dan bienestar; diga usted, conciertos de Diomedez en parranda, orgasmos felices, o besos de la mamá, según la perversión de cada uno.

La matriz produce así 4 campos que para comunicarlos con lógica global llamaremos en inglés: Fire, Fix, Fund and Focus. Nos queda así una linda matriz  “4F” La imagen incluye un ejercicio que algunos piensan está en clave autobiográfica, pero se trata tan sólo de felices coincidencias.




Fire (Quemar/Renunciar)
En esta sección, atención pirómanos, hay que situar el exceso de equipaje. Las cosas que ni nos producen satisacción ni importan para nada. Se trata de la sección en la que renunciamos explícitamente a ciertas cabronadas de la vida que nos han acompañado…y que probablemente lo seguirán haciendo. El chiste es que al menos las habremos avistado y entonces nos producirán más culpa. Esta es la sección más difícil pues implica renuncias, y casi nadie quiere renunciar a nada. Yo por ejemplo recomiendo poner en esta sección cosas como la religión o leer los blog como este, pero usted verá.

Fix (Arreglar)
Ponga aquí las cosas importantes que tiene enteramente descuidadas. Puede emplear cualquier libro de autoayuda o cadena de spam para tal fin. Entonces aparecerán cosas como la familia, su salud y especialmente su peso.

Fund (Empujar)
Aquí van las cosas que nos alegran pero que bien miradas están restando y  no sumando. Algunas tienen una clara irrelevancia, de hecho son un poco perjudiciales, pero incluso su esperanza nos hace tan dichosos!  Algunas de estas cosas, con un enfoque distinto, pueden llevarse a Focus o verlas brillar alegremente en Fire.

Focus (Enfocar/priorizar)
Esta sección es la otra cara de la moneda de Fire. Ponga aquí lo que realmente quiere. Pero no casa, carro y beca. Esos son consecuencias de sus verdaderas elecciones. Se trata de enfocar una meta audaz, y diferenciadora. Una posición ambiciosa y única que la gente pueda enrostrarle cuando el tiempo pase y usted no haya logrado nada. Aquí no tiene sentido ponerse romántico. Recuerde aquel mensaje: Son las pequeñas cosas las que importan: Un pequeño condominio en Miami, una pequeña cuenta numerada, un pequeño doctorado en MIT y cositas así.

Así que venga, déle un ratico a la matriz, envíela a sus amigos y enemigos, publíquela grande en algún lugar visible y descubra cómo tener un proyecto de vida con prioridades claras y renuncias explicitas, da un poco igual que vivir algarete el día a día.

6 comentarios:

Julieth Gómez Durán dijo...

Esta es sin duda alguna, la consultoría que más me ha servido, siguiéndole la del 90/10.
Principios básicos para hacer lo realmente importante, y desechar (quemar) la basura

Jose Fernando dijo...

bueno pues, en primer lugar creo que cuando una persona en verdad desea paz (entiéndase paz por calma en la vida y afán sin afanes), es por que ya está viejo. y segundo (es un comentario muy propio) ¿que esos no son los placeres de Epicuro?

Ketty Arrieta dijo...

Hola mi querido Profe! me alegra volver a leer tu blog y que estes haciendo algo productivo... te cuento que aquel blog que tenia lo olvide pero lo quiero resucitar asi q pronto te enviare una invitacion para q le eches una leidita si te interesa... me gusto este post, oye pero y despues del ejercicio que???

Ena dijo...

Me gusta, solo puedo decirlo (y hacerlo jejeje)

Alejandro Valencia dijo...

Lo que desechamos no encajaría bien en lo que queremos arreglar y viceversa? porque de ser así, creo que esos dos se podrían integrar en uno solo mejor. Esta bueno igual, mientras logre que la gente se detenga a pensar sobre lo que esta haciendo, es suficiente. Saludos.

Anónimo dijo...

Hola. gracias por el interesante articulo. ¿Donde encuentro información sobre esta matriz?