jueves, mayo 06, 2010

Nos toca duro maestro



"AMO A MOCKUS", así dice el nicktext de mi querida amiga Liessel en el Messenger. Una muestra más de todo el entusiasmo y reverdecer de la esperanza en un país decente que veo por doquier, así que cada vez me cuesta más ser pesimista, pero verán, tengo talento para el pesimismo y me gustaría sólo estar seguro de que más allá del entusiasmo, todos estamos conscientes de lo que estamos escogiendo al llevar a Mockus al Solio de Bolívar.

Tampoco me creas tan ingénuo, no estoy hablando de si reconocemos las claves en su propuesta de gobierno, Liessel, como tantos otros jóvenes, está mucho más entusiasmada con darle una paliza a Santos vía redes sociales (y Dios permita que también en las urnas)  que con comprender la naturaleza de las políticas económicas propuestas por Mockus. Vale, concedo, Kalmanovitz es un ladrillo. Estoy hablando es de si somos conscientes que no es a Mockus al que le toca duro, es a nosotros a quien nos va a tocar el dolor de muelas a media noche sin clavito de olor. Mira bien:

"Que cada acto sea legal" I
Mockus tiene ese ejercicio genial en el que pregunta al auditorio quiénes creen que Colombia es un país corrupto, respuesta: muchas manos se alzan al aire entusiastas. Siguiente pregunta: ¿Cuántos de ustedes son corruptos? Manos levantadas: Cero! Resulta que era un auditorio atípico donde nadie nunca comete actos de corrupción ni se dejan seducir de la ilegalidad.

Vamos a ponernos serios.¿Quieres vivir el sueño de Mockus? Pues vete olvidando de sacar fotocopias, bajar películitas por Cinetube y comprar MP3 a la salida de La Tiendecita, pedirle a un amigo que va adelante en la fila que te compre las entradas y muñecot@: ¿Todo el Software en ese computador es legal?

La expresión probablemente no le guste a Karen David, pero a este fenómeno bien podríamos llamarle "Externalización de la corrupción". Prestadito de la economía, en términos de Laymas viene a ser algo así como: "Los cabrones son otros".

"Que cada acto sea legal" II
Ahora, no se si me contenta mucho este imperio de lo legal, de la Legalidad Democrática. Hasta donde dejé la Universidad, nos enseñaban que si bien el apego irrestricto a la ley es una etapa postconvencional del desarrollo moral según Kohlberg, no es ni mucho menos la última. Muchos pensadores coinciden con Kohlberg en que un individuo no puede apegarse a la ley siempre como único instrumento de toma de decisiones. El apego a la ley es sólo un punto de partida. Bueno, en Colombia la verdad, eso es casi un punto de llegada, pues en general el hedonismo es probablemente nuestra piedra de toque moral.

Mockus está claro en que la ley no basta. Se requiere una sanción moral y una sanción social, a la ley es muy fácil hacerle un bypass. Las tentaciones son grandes, nuestra inteligencia enorme y los dragones gritan sin parar desde las profundidades de nuestro cerebro.

De verdad, no es por aguar la fiesta. Pero cuando fui a Bogotá hace poco y encontré tremendo despelote en todos lados y de camino al aeropuerto viví un pequeño némesis de casi tres horas, me preguntaba si todos los procesos que me hacían envidiar la Capital hace sólo un par de años, no estarían apalancados en un locus de control externo sin ningún andamio estructural en la sociedad bogotana. 

¿Y entonces? Empieza por asegurarte de que todo el software que usas para nutrir las redes sociales de la Ola Verde, ha pagado los impuestos de rigor, tienes la licencia apropiada y está debidamente registrado. Estoy por escribirle a Bill Gates, porque si logramos que cosas como esta ocurran, el hombre debería aparecer en algunos de los videos de Youtube apoyando a Antanas.

7 comentarios:

vanesa dijo...

despues que el salario sirva para que todo sea legal no hay problema, que suban el salarioooooo y muchas de las cosas ilegales cambiarian.(pienso yo)

Anónimo dijo...

estoy plenamente de acuerdo con Vanesa... Elsa Lucia

Anónimo dijo...

Cuidado con lo que pides porque lo puedes conseguir... El hombre ha sido claro: No planea modificar la Reforma Laboral de 2002 porque eso "podría generar desestabilización"; dice de forma muy vaga por cierto que "muchas cosas hay que evaluarlas pero que por lo pronto seguirán iguales, que él no es Adán" lo que pasa con Mockus es que encarna el sentir del Demos, el mismo que está aburrido de los políticos de siempre, pero cabe preguntarse: ¿No será otro más de esos que claman que todo cambie para que todo siga igual? No sé porque pero estos Mesías siempre salen siendo a la postre todos unos Anticristos

SRose dijo...

Digan lo que digan de Mockus, pero asi como la capital de Colombia una ves estuvo linda bajo su mano, porque no darle la oportunidad para que le eche de su tan buena mano a todo el pais...en fin de acurdo con vanessa, la corrupcion es un tema que tarde o temprno todos debemos afrontar....asi sea que algunas de nuestras vanidades gratuitas sean erradicadas, aunq yo no lo creo tan asi....en fin como nota personal -¿porque lo amenzan? sera que enserio podria pasar como los anteriores candidatos, que inesperadamente sucede algun infortunio? bueno eso solo lo sabremos cuando llegue la hora de votar y los alrededores de la fecha-

Jose Fernando dijo...

es que no es, si yo estoy bien, entonces hago las cosas bien... El hacer las cosas bien implica una disciplina... una disciplina implica un hacer lo que debo hacer... despues lo que quiera y sin hacerle daño a nadie... si no todos actúan así esta vaina se va a la Mierda!!!.

A PANTOJA C dijo...

HOLA solo quería decir que pienso que eres un cobarde

Irene dijo...

El reto es grande. Mucho por hacer especialmente MUCHO POR CREER y mucho por aportar. La pregunta hoy es : qué hacer para que realmente la gente salga a votar?
Irene Chegwin