jueves, marzo 20, 2008

Generador de Estado Finito



En un arranque testosterónico alcancé al bus que había invadido violentamente mi carril poniendo en riesgo mi integridad, cuando estuve al alcance del conductor, bajé la ventanilla y le grite:

− ¡Irresponsable! – Un poco fuerte para crearle una crisis narcisista.

− Ves a comerte un caldero de arroz de monda (sic) – me contestó el tipo sin pretensiones freudianas.

Y así fue como aprendí que el gremio de los choferes de bus tiene también sus habilidades de dominio específico. Claro, que lejos estaba yo de amilanarme frente a un insulto vulgar. Entonces habiendo corrido un velo de comedimiento frente al bochornoso incidente anterior, esperé la siguiente infracción de tránsito de parte de un bus urbano. No tuve que esperar mucho, un tarambana insensato casi me arrolla a cien kilómetros por hora, le di caza al conductor en un semáforo y esta vez desde mi cerebro reptílico le increpé para humillarle:

− ¿Vas de cagalera?

− No. Llevo a tu mamá de aborto – Contestó mientras esgrimía por la ventanilla su dedo medio por encima de los otros en un gesto sostenido e indecoroso.

Mi esposa me sugirió entonces que abandonara la cruzada de insultar choferes debido a que según ella han aprendido más de lo debido en los trajines sórdidos de la universidad de la calle. ¿Pero tiene más mérito la universidad de la calle que la facultad donde soy catedrático?, ¿ No ostento la arrogante cátedra de pensamiento y ¡Lenguaje!? No iba yo a dimitir sin pelear, así que decidí por una vez en la vida que las guevonadas que enseño a diario debían servir a fines más plausibles y entonces, echando mano de uno de los más primitivos modelos lingüísticos diseñé un Generador de estado finito para insultos procaces. El lector puede utilizarlo escogiendo al azar una palabra, por ejemplo, de la primera columna que contiene referencias a orígenes poco nobles, después otra de la segunda que contiene descalificaciones generales, y luego otra de la tercera con adjetivos vejatorios. Juntas, le proveerán de un insulto como: Hijueputa arrastrao carae’monda. Pero como se trata de un sistema combinatorio discreto, pueden emplearse iteraciones en las tres columnas para obtener insultos mejor logrados como: Malarido Perro Hijueputa Soplacondón.


Hay que admitir empero que el resultado final resulta un poco artificioso, pero el uso reiterado del Generador tiene la feliz propiedad (menos científica claro) de entusiasmarle a uno con los insultos y pronto se descubrirá usted usando pequeños ajustes al agregar expresiones del tipo “Mira”. Así obtendrá por ejemplo: Mira, Perro Hijueputa Mamatrola Cara e’mondá. O agregando hábilmente prefijos como “Tiple” que convierte a un manso “Hijueputa” en un desdeñoso “Triplehijueputa”.

Y así es como debe la academia ayudar a resolver los pequeños problemas cotidianos del hombre. Manténgase usted en contacto pues actualmente se encuentran en desarrollo mejoras al sistema desde modelos menos lineales y más contextuales que le darán herramientas para estar ya en posesión y uso de recursos más versátiles como los que maneja incluso el entrañable Manolo cabeza e’huevo.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

demasiado bueno! jaja, claro que yo en vez de "triple" digo "remil" jajaja, gracias por hacerme reír...

Ana

KATHO dijo...

ayy el viejo manolo. cabezaehuevo. y eso que el pobre cuando lo llaman no se sabe ni la mitad de insultos que un chofer promedio de sobusa.
un abrazo.

la vero dijo...

por dios!!!!
en q boca cabe tanta cosa,
y a lavarse esas manos con las que lo escribio...
yo usaba en mi "pobre" lexico seis,
pero hoy se enriquece...

buena!!!!!
Veronica- victoria
(-dulce quereme-)

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA, en eso puedo resumir todo... esta vez la sacó del estadio, estuvo formidable, ahora tenemos más insumos para correrles la madre a esos ...
Genial, me reí mucho...

German

Anónimo dijo...

Interesante opción para quien en esta selva de calor (gracias a el asfalto invasor y otras cosas mas), no sabe como lidiar con tales... choferes, pero ahora cuenta con una herramienta mas de explicitación, y además, una prueba incuestionable de que el pensamiento, no depende del lenguaje. gracias por liberar mi pensamiento por medio del lenguaje.

Alejo S.

Anónimo dijo...

Si yo tuviera tu talento para escribir, no lo desperdiciaría en fines tan triviales con abordajes tan vulgares.

Guis dijo...

muy bueno me rei bastante, no pense que tenias este espacio.
aunque un poquito grosero con esas palabras...
Gema...

Anónimo dijo...

yo tengo mi propio generador de estado finito:

www.myspace.com/monroesdiscipline

Anónimo dijo...

De veras que desperdicio escribir de esa manera tan vulgar. Si sos psicólogo, con más razón deberías saber que hay muchas formas de causar gracia sin decir semejantes palabras.

El gran Alejandro dijo...

Ufff por fin una tabla al alcance de todos los ñoños que solo sabíamos decir Hijueputa!
Ahora no hay chofer de Cochofal que me resista: Mira, triplehijueputa perro caremondá deja de pararte en la cerbras careverga! jajjajajaja Gracias por el apunte!

LilyCruz dijo...

Buenísimo... ademàs que enriquece el vocabulario para situaciones como esa.. jeje

heaven dijo...

jajajaja me encanto ese ya coji los insultos... jajajaj